Un Gran Motor

Eres lindo mi abuelito, eres un gran motor que le da vida a una emoción que no se puede explicar pues es toda una inspiración para hacer cada locura cuando jugamos los dos.

Son tus besos y tus mimadas los que me hacen soñar cada vez que me acompañas a la cama a descansar, tus cabellos color plata brillan con esplendor, me encanta poderlos tocar pues se siente su suavidad y tus ojos color café irradian mucho amor cada vez que te veo siento como palpita mi corazón.

Al llegar el momento de despedirme para a la casa ir, tus abrazos me llenan y me hacen sentir un gran afecto profundo muy especial que solo de ti puedo percibir.

Te prometo que mañana vendré para escuchar tus graciosas historias una y otra vez, y por cada risa que vos me provoquéis un tierno beso en la mejilla yo te daré.