Historias

Mi abuelo recorrió el mundo,
en un buque pesquero,
me escribía cartas en verano,
me mandaba fotos en invierno.

Pasó un año entero,
antes de que volviera a verlo,
llego de sorpresa a casa,
un frío día de enero.

Traía libros,
brújulas,
mapas y un candelero,
me contó que lo alumbraba,
en las noches de invierno.

Nos contó historias,
al calor de la hoguera,
al son de los tangos,
y al aroma del vino.

Mi abuelo querido,
marinero poeta,
romántico empedernido,
si estuvieras aquí y ahora,
te daría un abrazo y también un beso,
volver a verte cuanto lo ansío.