Mi Bella Princesa

Cuando miro a mi hija,
no dejo de ver a una princesa,
la recuerdo con sus moñitas
y su vestido color cereza.

Hoy es una mujer,
hecha y derecha,
una profesional exitosa,
una bella princesa.

Siempre serás mi bebé,
aunque te cases,
siempre seré tu madre,
aquí estaré para abrazarte.

Mi bella princesa,
mi bella niña,
te he amado siempre,
durante toda mi vida.

Recuerda siempre
que aquí estaré,
no te alejes mucho,
yo nunca te olvidaré.

Te amo mucho hija mía,
deseo que te vaya bien.

Recomendados para Tí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *