La Tragedia De Los Claveles

Un camino de claveles empecé a construir hasta la entrada del castillo;
Así como lo ha ordenado el rey en una de sus misiones imperiales;
Al culminar y observar como ha quedado el majestuoso camino;
He mirado la cara del monarca, quien impactado ha dejado salir las lágrimas reales;
Hice una reverencia y me postré ante sus pies bien calzados y temblorosos;
Y atrevidamente le hice una pregunta, en esencia, indiscreta e imprudente;
Le cuestioné: Mi lord, ¿Por qué lo ha afligido tanto un encargo que solicitó lleno de gozo?;
Cuando contesto: plebeyo, es por la historia de una princesa que ha caído en brazos de un valiente;
Muy curioso no he podido contener toda esa intriga;
Por lo que nuevamente con pena me dirigí al rey del feudo, y por esa princesa he preguntado;
Cuando confesó haber perdido a su hija en manos de una colonia enemiga;
Que la lanzó junto a su príncipe, como sacrificio, a unos claveles y demás flores en un acantilado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *