Cicatrices

Mi abuelo,
fue a la guerra,
tenía una cicatriz en la cara,
y otra en la pierna.

No veía por un ojo,
y tenía pesadillas,
pero cuando jugaba conmigo,
olvidaba esa vida.

Me contó historias,
de un buque enemigo,
que casi los mata,
a él y sus amigos.

Cayó en el mar,
y lo dejaron abandonado,
el nadó y nadó,
hasta llegar a la orilla.

Me contó que había tiburones,
que pasaban por su lado,
pero el de un grito,
los dejaba congelados

Yo asustado le decía,
¿cómo fue eso abuelo?
y riéndose me decía,
mijito me estoy burlando.

Recomendados para Tí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *