Anécdotas

Aprendí a conducir desde muy chico,
me enseño mi padre,
pescamos truchas,
arreglámos el techo,
leíamos cada tarde.

Coleccionamos estampitas,
monedas y billetes,
cajas de madera viejas,
tornillos y juguetes.

Nuestra casa,
era como un inmenso laboratorio,
también como un anticuario,
y nuestro escondite secreto.

Si el peleaba con mi madre,
allí lo encontraba leyendo,
si yo sacaba malas notas,
nos ocultábamos a comer cacahuates.

Y así, pasaron los años,
yo fui creciendo,
él se hizo más viejo,
pero seguíamos inseparables.

Aún coleccionamos estampitas,
y también arreglamos juguetes,
salimos a bañar al rio,
con mis hijos y mi madre.

Amado Padre

Tan frágil que es un padre,
cuando se hace viejo,
su mirada fija,
de mirar tierno,
su sonrisa fácil,
de anécdotas en el tiempo.
Sus historias increíbles,
de cuentos añejos,
sus memorias inverosímiles,
cuanto tesoro tienen dentro.

Para ellos es el invierno,
mientras sus hijos,
vivimos en pleno verano,
olemos una rosa con facilidad,
mientras ellos caminan con tropiezos,
su hablar entrecortado,
de futuro incierto.

Debemos devolverles pedazo a pedazo,
la fortuna de su tiempo,
que colocaron con tanto amor y ahínco,
en nuestras vidas y nuestras manos.

Feliz día del padre,
mi querido amigo,
mi amado viejo.

Día Del Padre

Hoy amaneció más temprano que nunca,
la casa es una locura,
hay globos por todos los lugares,
tres tipos de tortas diferentes,
y muchos regalos en un estante.

Todos estamos nerviosos,
no queremos que falte ningún detalle.
La comida está casi lista,
Ya casi llega mi padre.

Bufandas, zapatos,
corbatas, chaquetas,
agendas y relojes.

Tarjetas, pañuelos,
llaveros, sombreros
fotos y almanaques.

¡Mi padre ha llegado!
La emoción nos invade:
todos gritamos,
nos reímos y corremos,
nos hemos escondido,
detrás del estante.

La puerta suena,
nuestro perro late,
por fin ha entrado mi viejo,
¡Feliz día del padre!

Amigos

Mi padre es mi amigo,
más amigo que padre.
Es decir,
un escucha,
un aliado,
un cómplice,
un hermano.

No hubo regaños,
No hubo castigos,
No hubo sermones,
Ni amonestaciones,
Mucho menos desagrado.

Siempre me aceptó con mi autenticidad,
así le hiciera pasar penas en las visitas,
o en la calle,
o en el mercado,
siempre me picaba el ojo,
y luego se reía conmigo.

No hubo nunca un señalamiento,
todo lo contrario,
era un escucha,
un aliado,
un cómplice,
un hermano.

Feliz día padre,
hoy celebro a tu lado,
que mi Dios siempre te cuide,
¡Cuánto te amo!

Día Del Padre

Hoy amaneció más temprano que nunca,
la casa es una locura,
hay globos por todos los lugares,
tres tipos de tortas diferentes,
y muchos regalos en un estante.

Todos estamos nerviosos,
no queremos que falte ningún detalle.
La comida está casi lista,
Ya casi llega mi padre.

Bufandas, zapatos,
corbatas, chaquetas,
agendas y relojes.

Tarjetas, pañuelos,
llaveros, sombreros
fotos y almanaques.

¡Mi padre ha llegado!
La emoción nos invade:
todos gritamos,
nos reímos y corremos,
nos hemos escondido,
detrás del estante.

La puerta suena,
nuestro perro late,
por fin ha entrado mi viejo,
¡Feliz día del padre!

Mi Padre Y Yo

Mis mejores recuerdos,
los tengo de mi padre:
jugar al futbol,
tirarnos agua,
salir con nuestro perro,
pintar la casa.

Ahora soy un adulto,
y añoro esos momentos,
por eso abrazo a mi padre,
cada vez que puedo.

Tan frágil y tierno,
con su mirar pausado,
analiza lo que hablo,
y me escucha quedo.

Hoy estoy feliz de celebrar este día,
contigo padre amado.
Eres la razón de mi vida,
eres mi mejor aliado.
Cuanto daría por tenerte,
por siempre a mi lado.

Pero hoy estás aquí,
y doy gracias al cielo,
por tan maravilloso regalo.

Juntos

Cuando nací,
mi madre murió,
así fue que quedamos,
mi padre y yo.

Él, fue mi madre y padre a la vez,
me leía cuentos,
me cepillaba los dientes,
y me daba de comer.

Me llevaba a la escuela,
me lavaba la ropa,
me enseñó a conquistar a la niña más linda de mi clase,
y llevó los anillos en mi boda.

Cada septiembre,
en el aniversario de mi madre,
me habla de ella,
con sus ojos iluminados y su sonrisa eterna.

¡Cuánto amo a mi madre!
aún sin conocerla,
gracias a mi padre,
que me habla de ella.

Un Padre Es Un Tesoro

Dicen que entre más años tiene un padre,

más lento es su caminar.
Pero que nadie se confunda,
no es por el trajín ni por los dolores en su cuerpo,
es la sabiduría a cuestas
la que le hace caminar lerdo.

De color plata,
se adornan sus cabellos,
y arrugas surcan sus ojos,
donde antes hubo fuego.

La lozanía de su piel,
de ella ya no hay huellas,
el tiempo se ha dibujado en su rostro,
con sus alegrías y tristezas.

Sus manos temblorosas,
de torpes caricias,
la vida de mi padre

Querido Padre

Contigo,

aprendí a montar bici y jugar futbol.
Contigo,
boxeaba antes de acostarme,
y me subía a tu espalda,
cuando íbamos al parque.

Así, pasaron algunos años,
en los que tú fuiste mi apoyo y mi gran ídolo.
Pero fui creciendo,
y me llené de ocupaciones:
el trabajo, mi esposa,
mis hijos.

De repente,
no tenía tiempo para nada.
Ni siquiera para llamarte,
hasta que caíste enfermo.

Gracias a Dios estás con vida,
y pudimos superar juntos ese mal momento.
Padre,
doy gracias por tenerte a mi lado,
y por ser lo que soy,
gracias a tu cariño.

Buenos Consejos

Que hermoso es poder contar con un gran amigo de verdad, que buenos consejos sabe dar porque nos aprecia y sabe velar por un futuro lleno de bien y de paz.

Eres mi amigo incondicional, que en las buenas y en las malas siempre esta para darme esas frases que me confortan cada día mas.

Tu lealtad es sin igual y sabiamente me diriges en mi caminar, te amo tanto grandioso papá que en mil palabras no podré expresar lo agradecida que estoy por tenerte a mi lado y ser una guía muy especial.

Me orientas de verdad, me educas con amor, me llenas de ilusión cuando me apoyas en mis decisiones, y a la hora de tu opinión dar siempre dispuesto estas para un buen asesoramiento brindar. Son tus sugerencias lo que anhelo mas a la hora de una determinación yo tomar.