Mi Salvación

Y pensar que fuimos dos niños
Jugando a crecer y al por venir
A picar flores para dar a los grillos
Para jugar más tarde con ramas de toronjil.

Pero los días pasan lentos y el tiempo va saludando
Pero los años corren ciegos y mi voz fue cambiando
Ahora te veo y me siento emocionado
Porque mi hermana de sangre por mí ha llegado
Eres mi alegría, la razón de mi existir
Cuando mi mundo es frio tú me haces sonreír
Porque parezca nuevo tengo en mi sangre tu latir
Si hoy estas contigo, no temo a nadie por ti.

Mi caída ha sido alargada, por la figura de tu presencia
Esbelta, alegre, alborada, enamorada de la existencia
Ojalá mi vida fuera sencilla, como las veces que estás conmigo
Porque, aunque no conozca testigos, eres mi mejor amigo.

Siempre estuviste ahí
Hasta en los momentos más sufridos
Como cuando niños te digo
Gracias por estar aquí.

La Locura Fraternal

Una loca con mi sangre se robó mi corazón
Mi hermana del cielo ¿Por qué eres mi canción?
Porque eres tan grande como ilusión
Gracias por enfadarme, con cariño y temor

Siempre serás parte de mí, siempre te veré grande
Aunque tus alas rotas puedan caer por error
Puedo secar tu llanto, puedo defenderte del horror
Puedo abrir tus caminos para que veas lo que te hirió

A veces suelo olvidar, que eres mi mejor compañía
Una eterna melodía dentro de mi corazón
Como la felicidad o alegría de quien gana con razón
A veces suelo olvidar que has crecido y siempre serás mi amor

Una infancia feliz, como de cuentos chocantes
Travesuras de infantes que temen por los desplantes
Ahora que te he visto grande suelo pensar en ti
Pensar en que te quiero y que siempre estaré para ti

Ahora que he caído en la cuenta
Tus ilusiones son algo por lo que vivir
Si no quieres que me meta
Tendrás que huir hacia otro país

El Amor De Una Hermana

Eres símbolo de mi vida, un recuerdo de libertad
Una marca en caminos nuevos, un indicio de mi verdad
Eres mi amor más fino y puro, aquel que llaman fraternidad
Persona de lindo mundo, musa hecha por mi mamá

Has llegado para darme vida, además de algunos ratos de pesar
Pero tu amor incondicional me enseña, todo el cariño que me das
Puedo ser hiriente con tu trato a veces, es para endurecer tu dulce pensar
Quiero una hermana valiente, que rete al tiempo y no sea un juguete del mal

Si tus lagrimas suelen pesarme, como el frio hielo de un geiser del mar
Porque, aunque no hable de tus tontas penas, quiero hundir aquellos que desean tu mal
Pequeña de sol naciente, libera tus alas y vuela capaz, eres mi luz y mi teniente más fugaz
Te extrañare algún día, aquel que no esté a tu lado, pero desde lejos te voy a cuidar

Amorosa Hermana

Si me has querido desde siempre
Espero hacerte feliz
Porque me anima el ansia de verte
Hermana, te pido venir

Porque te quiero como nunca
Porque llenas de magia mi vida
Como nuestras pequeñas fantasías
Como amigas de toda la vida

Nadie ha perdido el coraje
Y más yo que ahora quiero un abrazo
De tus brazos de amor, de tus brazos de madre
Con los que un día te acobije con dolor

Aunque ahora llore de pena, por verte partir
Por no decirte un adiós
Mañana, cuando yo muera
Te diré, he vuelto, hermana, mi gran amor

Si te digo que duele, si me haces mucha falta
Es porque no me explico, es que quedé sin habla
Porque si tu voz mi mundo es gris
Como cualquier sendero hacia la grisácea fragancia

Con tu recuerdo viviré
Sumergido en un mundo extraño
Un mundo ajeno al que soñé
Porque tu cuerpo tendido estará haciéndome daño

Por Mi Amor Hacia Ti

Cuanta fraternidad cubren mis entrañas
Al verte de nuevo así pase el tiempo
Cuando amor puedo ver en tu alma
Cuando te abrazo fuerte y en silencio

Si te vuelvo a ver, te conozco de siempre
Pero si cambias no me importa, porque te haré volver
Siempre apostaré por lo que hay en tu pecho
Un corazón ardiente que quiere hasta envejecer

Si lloras por alguien más, son penas sin valor
Aunque yo también he llorado, tu eres mi corazón
Amores van y amores vienen, pero nuestra sangre me da calor
No importa el frio del invierno mientras escuche tu canción

Te he visto enamorada hasta la rabia
De aquellos amores que tienen un fin
Que no dices nada, porque el sabio calla
Y por no apartar de tu rostro la sonrisa grácil

Tú has formado mi ser con pequeñas gotas de hiel
Tu sabes que me hace enfurecer y como hacerme enternecer
Aunque conmovida me siento por ti
Siempre he sabido y sabré que eres mi ángel de miel

Proteger Tu Vida

A veces me siento egoísta
Por cuidar de ti ante todos los chicos
A veces me siento una infame
Por pelearte por no ser como yo

A veces podría ser tan pesimista
Siempre pensando que alguien podría herirte
Pero no quiero ser pacifista
Si alguien se atreve a humillarte ante mi vista

He notado tu alegrías y desdichas
Con amor he estado cuando tu alma ha sido entredicha
Cuando tu silencio grita
Y tus ojos buscan mentirme

A veces puedo encontrar la verdad
Tras la mentira de tu sonrisa
Cuando no quieres que yo lo sepa
Pero soy yo quien conoce tus visitas

A veces no quieres contarme
Porque cuando lo sé nadie puede apartarme
Disculpa si hago algún desaire
Soy parte de ti, eres mi hermana de sangre

Vivo para protegerte y desaparecer tus penas
Para pelear por ti, ser franca y sincera
No me importa que no quieras
Si lloras, hare un infierno del culpable que se atreva

Refugio De Hermana

¿Puedo quedarme contigo una vez?
Cómo cuando nuestros vestidos se alzaban
¿Puedo quedarme contigo otra vez?
Como cuando corriendo no me alcanzabas

Seré sincera, no me acostumbre a no verte
Porque de ti mi vida aprendí
Con lágrimas, alegrías y penas
Pero sintiendo el calor de vivir

Y cuando tus ojos llorosos me digan que extrañan de mi
Dejaremos de lado el comportarnos de modo febril
Lloraremos unidas al unísono
Recordando momentos a lo infantil

Vacilantes podemos elegir caminos
Pero qué difícil es separarse
Más allá del amor, las peleas y los mimos
Somos cómplices de nuestros romances

Si nunca me olvidas te quiero
Pero si lo haces no te guardo rencor
Porque, aunque mi pecho te extrañe a montones
Siempre serás mi hermana y te debo el honor

Gracias por ser mi amiga
De sueños, de amores, de dolor
Fantasías y felicidad de vida
Cuanto te amo, gracias mi gran amor

Incondicional Historia

Algunas palabras sinceras para mi hermana
De aquellas que puedes sentir en tu corazón
Razonando por siempre en todo lo que ves
Sintiendo la verdad de tu dulce amor

Por nuestras venas se funde la misma sangre
Por mi mente fluyen recuerdos de tu amor
Creo que me acostumbre a tenerte conmigo
Aunque mis actos no demostraron mi fervor

Quizás mañana te vea, partiendo hacia un nuevo sol
Con maletas en brazos, con sonrisas mañaneras
Iluminando el camino hacia tu nuevo amor
Me acostumbre a verte y siento dolor

Felicidad finita con mi corazón
De esos abrazos dolientes que me dicta el corazón
Ve conmigo adonde esté, ahí estaré yo
Esperando por mi sangre como mi propio Dios

Pienso decirte lo que siento porque no siento dolor
Darte mi cariño sincero, como madre a nosotras dos
Puedo protegerte de amores, de infames, de traición
Para hacer sonar tu risa, de esa que escondes por temor

Siempre contigo

Quisiera estar contigo, aunque no pudiera
Comenzando el día de cero
Cazando risas sinceras
Esperando el sol salir, toda una noche en vela

Como dejarte, si te quiero como nadie a cualquiera
Aún con tu voz afilada
Aún con tu furia de fiera
Eres mi hermana amada, aquella que siempre me lleva

Si te quiero es porque has estado
Cuando todos me han olvidado
Si perdí una vez el rumbo
Con tus dedos lo has señalado

Me gustaría poder llevarte conmigo
Como cuando de niñas ibas junto a mi
Corríamos frente al parque
Jugamos a escapar juntas de aquí

Si pudiera llevarte conmigo
No estarías de acuerdo con ello
Porque, aunque tendrías un lindo sueño
Preferiría que fueras tu propio dueño

Hermana, yo no te olvido
Ni hoy, ni mañana, ni nunca
Puede que sienta frío
Pero tu calor por siempre me arropa

Me quedo contigo de alma
No te olvides jamás de mi
Porque parece que tengo calma
Te llevo dentro de mi

Madre, Hermana, Amiga

Si no estás a mi lado,
el mundo no es claro,
hay confusión en torno,
me entristezco y me aletargo.

Cuando llegas tú todo se ilumina,
madre, hermana, amiga,
lo eres todo, eres todo lo que tengo
no te vayas nunca,
siento que desfallezco.

Eres mi guía,
la luz que me ilumina
el derrotero de mi camino,
la lumbrera y la vida.

No podría estar sin ti,
amada hermana mía,
eres mi bastón y mi baluarte,
mi brújula y estandarte.

Te amo, te amo,
quédate por siempre.