En Mis Recuerdos Estas

Mi mente es como una galería cerrada
Puedes conocer todo lo que tengo
He callado a todos los guardias de la entrada
¡Por favor! No robes ni hagas nada

En todo lugar y en todo momento vivo con tu recuerdo
Como aquella vez que jugamos de niños
Como cuando dijiste que estaba creciendo
O aquel lugar en donde salimos riendo

A veces me he eclipsado, porque aun hacemos recuerdos
Siento que puedo seguir escribiendo, sobre cómo me inspiras a seguir viviendo
Cuando te veo tranquila, con tu boca sonriendo
Sabiendo que otra vez miras, a tu nieta que te va queriendo

¿Sabías que también sé de ti? No todo se trata de lo que he ido haciendo
Se trata de tus historias, tus miedos, tus risas y tus silencios
De tus largas pausas que me dejan sentida
Porque sé que no estás riendo.

¿Puedo Pedirte Un Consejo?

Bajo el afán de mis recuerdos, he encontrado mi refugio
Una abuela que brilla, tras los males del mundo
Sabías que tanto te quiero, que me dejaste sin saber
Como se olvida primero, el amor de una hermosa mujer

Quisiera pedirte un consejo ¿Cómo te hago volver?
Como me dueles si quiera, si no puedo volverte a ver
Quisiera tenerte conmigo, posar mis manos sobre pies
Rogarte que me des un beso y me digas que si otra vez

Eres mi abuela de ensueño, la tierna mujer que me vio nacer
El hada madrina de mis juegos eternos
Aquella que no se imponía ante mis momentos de testarudez
Me siento tan sola y vacía, como un alma que no sabe perder

Eres parte de mí, abuela mía, si pudiera dejar tu ausencia de dolor
Hoy me prometo tratar de recordar, momentos como si fuera ayer
Aislar el dolor de mi alma y dedicar tus palabras otra vez
Que no pierda la calma mi niña, que disfrute lo que tengo que ver
Que si un día curioso me pierdo
Que disfrute el camino sin retroceder

Mi Eterno Pañuelo De Lagrimas

¿Recuerdas el primer llanto que cubriste con tu amor?
Fue como un abrazo eterno que nubló mi ser
Era como un ocaso mezclado en anochecer
Porque esfumó mi dolor, pero me hizo estremecer

Eres capaz de maravillas que jamás pensé
La medicina perfecta para prometerme, un nuevo amanecer
Como la noche en silencio, como dedicar un ayer
Eres todo lo que me inspira a no llorar otra vez

Cuando he sufrido me dices, deja que el amor va a volver
Piensa en todo lo que dices, siente lo especial otra vez
De las acciones malignas vas a volver a ver
Conoce el hermoso recuerdo de lo que viviste en tu sueño

Así han pasado los años, quiero volver a llorar
No porque me hagan daño
Me has comenzado a faltar
Que seré sin tu consejo, que será de ti mamá
Una abuela que da todo en su mundo por más.

Noble Abuela Mía

Noble señora mía, recuerdo cuando te logré conocer
Desde ese día compartimos la vida, desde ese día aprendí a correr
Noble señora mía, siempre preocupada por lo que podría ver

Ahora que estamos lejos, no te olvido ni mucho menos
Porque, aunque no te encuentro tanto, eres lo mejor que he visto en mi haber
Eres la más grandiosa, de esas mujeres que tienen todo a sus pies
De las que pisan y se sienten hermosas, eres de las que todos deben ver

Hoy me miro en tu espejo de años, en los que el tiempo te empieza a esconder
Que son canas y arrugas borrosas, que algunas tu rostro quieren entrever
Para mi eres aquella rosa, que pincha cuando cae el sol de hiel
Ahora son mis manos las que arropan tus prosas, porque un legado has logrado tener

Mis sueños contigo son nuevos y grandiosos
Mística y llena de fabulas, el brillante de belén
Un colgante de plata y rubíes sueles tener
Pero la verdadera gema está en tu piel

Las Reliquias De Tus Palabras

Mi corazón ha callado tarde, como una historia de desamor
De tu vuelo he sido cobarde, entre tus alas estuve yo
Déjame morar en silencio dentro de tu habitación
Que cuide todos tus lamentos como una historia de tu perdón

Cuando puedas no me señales, ahora eres mi oscuridad
En mí no hay quien te compare, eres la luz de mi tempestad
Pero que dices, sé mi cobijo, el consuelo de voluntad
Aquel abrigo que me consuela cuando el amor se fue a acabar

Eres mi abuela, madre querida; el sinónimo de mi razón
Como aquella mujer desmedida, que me quiere ahora y tiene mi amor
Cuando tus ojos pardos digan que si a la oscuridad
Mi vida será un blanco amargo que esperará su oportunidad

Quisiera volver a verte, así que dame tu perdón
Teniendo tus ojos tristes como el misterio del desamor
Ahora que yo te tengo, eres el exilio de mi corazón
Eres mi dulce cielo que me acompaña en toda situación.

Entre Versos Te Describo

Si alguna vez te dijera, cuanto te quiero a ti
Podrías entender si quiera, todo lo que he amado de ti
Sonrisas de las que no te esperas, con aires de amor febril
Son tus bellos ojos grises que ahora esperan de mi

Primero fueron tus besos, que profundos me protegían
Hacían que mi frente hirviendo, poco a poco se enfriaría
Luego fueron tus cuentos, más allá de Normandía
Que si aquel caballero y su señor de la escudería

Parece que no recordara, los pequeños cuentos de amor
Donde yo era un valiente noble y contigo estaba mi corazón
Aventuras de piratas, donde al villano enfrentábamos
Tú eras mi gran amigo, el maestro de armas John

Gracias abuela hermosa, por darme tu corazón
Por hacerme sentir dichosa y por prestarme tu atención
En el camino te pienso, te recuerdo como la flor
Aquella mujer chispeante que en su lecho me acobijó

Mi Fiel Compañera

En largas noches de suelo ausente estuviste conmigo, no importaba si yo era pequeño u obediente, solo tus arrullos infinitos en mi oído. Una caricia materna, de esas que van más allá del ensueño; largas noches de frío y largas noches de invierno.
En mis rabietas de niño que, hacia un quejido, tu voz era mi alivio y mi calma sin estallidos; sabias el secreto de cómo manejarme para estar tranquilo; eras el hada perfecta de cualquier cuento de niños.
En silencio, ahora me encuentro al verte mucho mayor, con canas entre abiertas como páginas del libro del amor. Que bella pareces cubierta, de las grietas del tiempo; el dulce aroma de tu piel que intacto saluda mi cuerpo.
Gracias por tus hermosos recuerdos, dulce abuela querida, eres el complemento que dio color a mis días, aunque esta vida no alcance, siempre te querré mía. Eres el bello romance de un niño con su más querida vigía.

El Motivo De Mi Vida

Una abuela no es motivo de sonrisas, es la inspiración que puedes conocer
Es el espejo del suelo que pisas, es el camino que podrías recorrer
Es el alma que ha pecado y victoriosa reina ante tus pies
Es el abrazo más tierno del mundo, te hace llorar, aunque no quieras perder

Si has alcanzado el dolor de mi pecho
Es tu abrazo cálido que mi brinda tu piel
¿Cómo has estado? ¿Quieres un brazo?
Siento que vuelo con tu parecer

¿Sabías que me inspiraste? A escribir, sentir y correr
Si, una vez he buscado llamarte para decirte que me pudiste convencer
Aquellas tardes de historias, llenas de postres con miel
Galletitas de avena con lonjas, un poco de leche y té

Eres la razón de todos los días, el pilar de cada alma en su haber
Tus hijos te han dado sus días, para que puedas a sus hijos ver
Matriarca de grandes poblados, con hornos de pan puedes proveer
Eres la ilusión de la brisa, cuando cierro los ojos y te encuentro en mi ser

Podría ser Alguien Como Tu

Palabras de enseñanza que los sordos de mente ignoran
Aquellas que te indican el camino de labranza que tu suelo añoran
Mi historia es sobre como una mujer cubre con su manta protectora
Todo lo que su sangre logra y su cuerpo adora.

Como prepararme a perderte, si eres la mujer que más pude ver
Aquella que me consentía, con mis manjares del ayer
Esa que buscaba sonrisas cuando mis ojos querían arder
Mujeres puras e impías que sueñan con sus nietos crecer

Eres todo lo que imaginaba, eres tan hermosa que puede doler
Porque el cielo es eterno, pero verte y detallarte podría no volver
Si en tiempo me espero, quizás volvería a encontrarte
¿Cómo podría olvidarte?

Siempre pensando en mí, en aquello que debo ver
En historias burdas que me has hecho creer
Que jamás podría negar, porque tienen tu entender
Si en mi buscaste una luz, gracias por hacerla arder

Mi Nana De Tristezas

Como he querido escribir un cuento
De esos que te gustaban leer
Llenos de fantasías y arrullos en la alborada
Eres mi musa favorita, la mujer que tanto amé

Si quisiera darte un recuerdo
Te obsequiaría tus consejos prontos
Donde me decías escribe, aunque sea un cuento tonto
Has sido mi nana favorita, de esas que no se olvidan con un hasta pronto

Como te quiero abuela, aunque en este momento no lo diga
Porque a veces eres tan sincera, para mi eres una maravilla
Las fantasías de tus palabras, me han llevado a conocer
Todo lo que eres, lo que callas, lo que hablas, eres una vivaz mujer

Si algún día tú me faltas, vivirías en mis recuerdos
Porque tus sabias palabras no me fallan
Eres todo lo que quise conocer
A veces lo pierdo todo, pero a ti no te quisiera perder

Hoy apoyo mi boca en tu frente, eres el amor que sueño conocer.