A Los Caballos

Galopantes y libres,
atraviesan la estepa,
llanos y ríos,
montañas y sierras.

De crines abundantes,
musculosos y esbeltos,
recorren el viento,
y vuelan danzantes.

Alejados del grupo,
conversan con hadas,
mientras comen frutas,
semillas y plantas.

Duermen de pie,
y nunca se cansan,
de mirada profunda,
noble y diáfana.

Amigo del hombre,
trabajador innato,
potente guerrero,
artistas de salto.

Bailarín veraniego,
de invernal vestido,
los hay blancos y negros,
dorados y platinos.

Por el camino de herradura,
danzan en silencio,
mientras ayudan a su amo,
a lograr el sustento.

Yeguas, caballos y potrillos,
naturaleza, vida y ciencia.

Recomendados para Tí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *